Postres con café

El café es una bebida que se utiliza mucho en repostería. La forma más habitual de tomarlo es bebido, pero como ya sabemos el café se utiliza también en la elaboración de platos de comida, especialmente en postres. El café, es un ingrediente que aporta mucho sabor y aroma a los alimentos. El resultado tras elaborar un postre con café es delicioso.

La primera planta de café tuvo su origen en África. Las tribus nativas tenían la costumbre de mezclar las bayas de café molido con grasa animal en pequeñas bolas que luego eran utilizadas para dar energía a los guerreros durante las batallas. Ya desde entonces se conocían algunos beneficios del café, pero con el paso del tiempo estas características han ido aumentando.

El grano de café en las comidas es un ingrediente que aporta muchos nutrientes y mucha personalidad a las comidas, sobre todo a los postres. ¿Te apetece saber qué postres puedes hacer con el café? Estas son algunos de ellos:

Brazo gitano de café y chocolate

Si buscas un postre para impresionar a tus invitados esta es la mejor solución. El brazo de gitano relleno de café y chocolate es un postre especial para las personas que son amantes del dulce.

Para elaborar este postre lo primero que debes hacer es un bizcocho separando las claras y las yemas. Por otro lado, hay que realizar la crema de café. Para ello, calienta la leche en un cazo y déjala hervir. A continuación, emborracha el bizcocho el almíbar y cúbrelo con crema de café y chocolate y enrróllalo como si fuera un brazo. Deja que repose en el frigorífico 1 hora aproximadamente y…¡¡Listo!!

Biscuit de café

Un buen postre es el que endulza, refresca, resulta ligero de tomar y aporta sabores estimulantes. Este biscuit o helado suave es muy fácil de elaborar.

Lo primero que debes hacer es preparar el almíbar. Después pon las yemas del huevo en un recipiente aparte, añade una cucharada de agua y móntalas con la batidora. También debes montar la nata y añadirle las yemas a toda la mezcla. Ahora sólo debes introducirlos en el congelador y servirlos cuando estén fríos.

¡¡Ahora sólo queda darle tu toque final!! Decóralo como más te guste.

Flan de café

El flan es un postre clásico. Desde hace años hemos comido el flan de huevo, pero… ¿habéis escuchado hablar del flan de café? Este postre es uno de los preferidos para el verano. Es un dulce muy fresco y necesita muy poca elaboración.

Lo primero es hacer el caramelo, para ello, pon a fundir el azúcar en una sartén a fuego fuerte y extiende el caramelo en un molde.

Ahora, debes batir los huevos, añadir leche condensada y batir bien todo. Preparar 2 tazas de café solos y agregarlos. A continuación, debes verterlo todo e introducirlo en el horno durante 40 minutos aproximadamente. Una vez el postre se haya enfriado, decóralo a tu gusto.

Mousse de café

¿Adoras el mousse? Si tu postre preferido es el mousse, no puedes dejar escapar esta oportunidad y debes hacer este mousse de café en casa. Para que te salga genial vamos a explicarte cómo se elabora.

Pon el azúcar y el agua en una cazuela. Añade café soluble y remueve hasta que se disuelva todo. Deja hervir aproximadamente 3 minutos. Bate las yemas, y añádeles la mezcla anterior. Recuerda que debes remover todo hasta que la mezcla esté esponjosa.

Por otro lado, monta bien la nata fría y mézclala con las yemas. Puedes adornarlo con virutas de chocolate o alguna hoja de menta.

¿Cuál es tu postre preferido?