Sobre Cafés Cumbal

¿Cómo emulsionar la leche en casa?

La leche es un elemento imprescindible para algunos amantes del café. Equilibra su sabor, alarga la experiencia de tomar la taza de café o brinda originalidad a un expresso que no puede aportarla por sí solo. Ya sea para caramelizar un flat white o para añadir espuma a un capuchino, la leche es fundamental en el proceso de elaborar una taza de café.

No es necesario ir a una cafetería para hacer emulsionar la leche a nuestro gusto, podemos hacerlo en casa, sí sabemos cómo.

Calentar la leche en casa sin recurrir a un vaporizador profesional es posible gracias a distintos utensilios tales como: batidoras, jarras espumadoras u otros aparatos que te mostramos a continuación.

En Cafés Cumbal te enseñamos distintos trucos para emulsionar la leche en casa y que disfrutes una buena taza de café con tu toque más personal.

Con batidor de alambre

Debes verter la leche que consideres necesaria para crear un buen café a tu gusto. Puedes hacerlo en el microondas o en una cacerola.

  • Para la primera opción, debes tener la leche aproximadamente unos 30 segundos en el microondas hasta que empiece a salir vapor de la leche. Si por el contrario eliges emulsionarla en la cacerola, debes ponerla a fuego medio y hacer el mismo proceso. Esperar a que salga el vapor de la leche.

El último paso es coger el batidor de alambre para formar espuma. Cuando la leche tenga la temperatura adecuada, introduce el batidor de alambre en la leche y dale vueltas hasta que consigas formar espuma. Cuantas más vueltas le des, más espuma conseguirás.

La leche en jarra

Lo primero que debes hacer es servir la leche que desees en una jarra de vidrio que quede de forma hermética. Se conseja que no supere la media jarra para dejar el espacio necesario para que se pueda espandir la espuma. Ahora debes agitar la jarra durante unos 30 segundos más o menos y no pares hasta que la leche haya conseguido la espuma y la cantidad de leche se haya duplicado.

Ahora tan sólo tienes que destapar la jarra y colocarla en el microondas. Ponla a máxima potencia hasta que empiece a salir vapor de leche. Este último paso consigue que la espuma se estabilice y se eleve sobre la leche.

Con una batidora

Debes batir la leche con una batidora espumadora mientras la calientas a fuego lento para generar las burbujas que hacen una emulsión perfecta y sabrosa. Ahora sólo debes verter la leche y el café a la misma vez en la taza para conseguir un resultado espectacular.

Hay muchas más opciones para emulsionar la leche de manera sencilla en casa. Nosotros hemos decidido enseñarte algunos trucos fáciles de hacer.

¿Cuál es tu preferido?